CORREO
La Rioja (España)

5 oct. 2014

Víctimas del volcán Ontake tomaron fotos de la erupción antes de morir.


Domingo 05 de octubre del 2014 | 13:27

Familia de uno de los fallecidos encontró su iPhone con al menos seis imágenes con sus últimos minutos de vida.

La erupción del 27 de septiembre en el monte Ontake, en Japón, ha dejado 51 muertos. La mayoría de víctimas tenía entre 30 y 59 años y vivía cerca del lugar que se convirtió en su tumba: a pocas horas en auto e o tren de la montaña.

Tres de los fallecidos eran niños y solo cinco tenía 60 años o más. La erupción del volcán fue la actividad volcánica más letal en el país asiático desde la Segunda Guerra Mundial.

Entre las víctimas hay aficionados a la escalada de la empresa de seguros Sompo Japan Nipponkoa Holdings. La mayoría era miembro de un grupo de amantes de la naturaleza que estudiaban la flora salvaje de Japón.

TRAGEDIA EN CARNE PROPIA
Hideomi Takahashi, de 41 años, era uno de los nueve montañeros de la aseguradora. En su funeral, su familia mostró a un amigo cercano un iPhone con al menos seis fotos de lo que fueron los últimos minutos de su vida.

En las imágenes se puede ver una nube flotando junto a la montaña en el cielo azul, la puerta sagrada a un santuario de montaña, algunos de sus colegas subiendo.

En la última foto –al parecer tomada por un colega– aparece Takahashi levantando el pulgar junto a un cartel que señaliza la cumbre de la montaña. “Cuando vi que el iPhone aún funcionaba, pensé que era un milagro”, comentó el amigo, Hiroyuki, que pidió dar solo su nombre.

VÍCTIMA DEL DESTINO
Izumi Noguchi, de 59 años y empleado de una constructora, subió solo porque su compañera habitual, su esposa Hiromi, tenía que trabajar, explicó ella a la cadena NHK y otras televisoras japonesas.

Su cámara se llevó golpes, pero la tarjeta de memoria del interior salió intacta. Hiromi imprimió las 100 fotos. En la última se ve una enorme nube saliendo del cráter, desde detrás de un refugio en la cumbre.

“Esta es una foto increíble. Pero ojalá hubiera huido en lugar de hacer fotos. Preferiría tenerle de vuelta. Espero escalar allí algún día, quizá dentro de 10 años. Quiero ver lo que vio mi marido”, detalló Hiromi.

Para ver las fotos: AQUÍ.

Noticias del Perú y del mundo (Perú 21.pe)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por vuestros comentarios!